Chicos malos y otros libros- Osvaldo Bossi

$1.000,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Entre “Tres”, su debut de 1997 (editado por @editorialbajolaluna cuando todavía era Bajo la luna nueva), y estos “Chicos malos y otros libros”, la poesía de Osvaldo Bossi mantuvo ciertas constantes: una apuesta por la narratividad, el pulso clásico como un sustrato sobrio, y a nivel temático, la pulsión de un deseo irrefrenable y el amor (a medias) correspondido. Suma este volumen a aquel primero la entrada del habla de la calle, la vida del bar y poemas de aliento más largo.

“Chicos malos y otros libros” son, como su título indica, varios en uno. Series temáticas con nombre y poemas numerados como escenas de un guión. Abre con la serie "Chicos malos", donde la imposibilidad del amor está dada por una diferencia de edad y de modo de vida. En “Si pudiera sacarte de la droga”, un poema donde el poeta acompaña a su amado a lo del dealer, se lee:

“Yo no consumo nada, y nada de lo que él vende
me interesa, pero leyó en mis ojos, estoy seguro
la tortura y la delicia de un deseo de amor
que es la droga más terrible del mundo,
digan lo que digan los especialistas.”

“El muchacho de los helados”, “Mi amigo Raulito” y “La camioneta destartalada” arman una trilogía del deseo sexual desde la infancia hasta el fin de la adolescencia con escenarios furtivos y a escondidas del pueblo que era el mundo. Cierra el libro “Esto no puede seguir así”, donde, por supuesto, todo sigue así, pero el link con los amantes lo dan otras lenguas: una traducción conjunta del chino, un joven angloparlante.

“Pero, como siempre,
yo me había propuesto una cosa
y el amor había dispuesto otra.”
 

Editorial Conejos

Compartir: